Noticias

Playas Artificiales: altos estándares de ingeniería habilitan zonas de baño y potencian el desarrollo económico y turístico del borde costero

26/04/2018 12:00:00 Región de Antofagasta

El Ministerio de Obras Publicas por medio de la Dirección de Obras Portuarias ha desarrollado infraestructura marítima que habilita sectores de baño en distintas regiones del territorio nacional potenciando el turismo y mejorando la calidad de vida de sus habitantes es el caso de la playa artificial El Salitre en Antofagasta y la futura Playa Brava en Iquique que se encuentra en diseño.

Playas Artificiales: altos estándares de ingeniería habilitan zonas de baño y potencian el desarrollo económico y turístico del borde costero

El mejoramiento del borde costero se ha desarrollado de manera amplia por medio de infraestructura pública en el marco de 11 planes territoriales con 151 iniciativas que proyectan la intervención y mejoramiento de 73.400 metros lineales al año 2023 buscando fortalecer el vínculo de la ciudadanía con mar, ríos y lagos. Se han implementado mecanismos de protección del mobiliario público con estructuras que a su vez mejoran los accesos a las instalaciones posibilitando que niños y adultos mayores disfruten también de la playa. Sin embargo, hay regiones del país y particularmente en la zona norte donde las condiciones geográficas y marítimas no cuentan con los requisitos de seguridad necesarios para habilitar zonas de baño.

Con un vasta experiencia en la construcción de playas artificiales, la Dirección de Obras Portuarias esta próxima a entregar las nuevas instalaciones de la playa El Salitre, en la comuna de Tocopilla, Región de Antofagasta, mientras se desarrolla la modelación física del proyecto de Playa Brava en el Instituto Nacional de Hidráulica (INH) para posteriormente dar paso a su etapa de ingeniería de detalle. Ambas playas artificiales buscan habilitar un sector de la costa como zona de baño por medio de la modificación de su borde costero.

La ejecución de playas artificiales se ha implementado en aquellas zonas cuyo potencial turístico suponen no solo una posibilidad de desarrollo económico sino a la vez una mejora sustancial en la calidad de vida de la localidad donde se construye. En la segunda región se ha desarrollado una profunda habilitación del borde costero por medio de la construcción de playas artificiales. El año 2001 se entregaba la playa del Balneario Municipal, en 2004 Playa Covadonga en Tocopilla, Playa Paraíso en 2005, Trocadero en 2006. En la Región de Arica en 2011 se entregó playa El Laucho y luego en 2014 la primera playa artificial emplazada en un lago del país en Villarrica, playa Pucará.

Playa El Salitre

Tocopilla se ubica a cerca de 190 kilómetros al norte de la capital de la segunda región. Su origen y desarrollo están ligados a la explotación minera y salinera cuyo transporte se realizaba por medio del ferrocarril y puerto pesquero que aún realiza ciertas faenas de transporte marítimo de productos. El comportamiento del oleaje que muestra su borde costero y las condiciones geográficas del mismo, hicieron postergar la intervención para la habilitación de zonas de baño hasta que en 2004 se ejecutó la primera intervención, Playa Covadonga. Debido a las necesidades de la comunidad se desarrolló el diseño de un nuevo proyecto de playa artificial en el sector de El Salitre.

La construcción de esta estructura marítima, con una inversión que supera los $5.380 millones de pesos, contempló la ejecución de 2 molos de abrigo o brazos de enrrocados que mitigan la energía del oleaje y que cuyo objetivo es generar una superficie de aguas tranquilas para su uso como zona de baño. Sin embargo uno de los puntos más relevantes de este proyecto es su carácter de sustentabilidad, ya que las arenas que se encuentran en el fondo marino de la zona, que tienen cierto nivel de contaminación, han sido reutilizadas para el relleno de los geotubos que se encuentran al interior de los molos antes mencionados. 

Así el molo norte que tiene una longitud de 113 metros y el molo sur de 194 metros, cuentan con un núcleo de geotubo, una estructura confeccionada a partir de una tela de alta resistencia que otorga el volumen necesario para la protección de las aguas tranquilas de la playa frente al oleaje. La implementación de este sistema constructivo es una innovación sin precedentes en la ingeniería nacional y responde no solo a una optimización de los procesos de ejecución de la obra sino que también a la posibilidad de reutilizar los recursos disponibles para el desarrollo de esta nueva infraestructura. La arena extraída será remplazada por otra que se encuentra en inmejorables condiciones para su uso en el fondo de las aguas tranquilas que generarán estas instalaciones.

Playa Brava

El origen de este proyecto inicia con un anhelo que nace el año 2009 cuando a partir de la necesidad de la comunidad y la Municipalidad de Iquique de ampliar la oferta y desarrollo de su borde costero en pro del desarrollo económico y turístico de toda la Región de Tarapacá. Así surge la iniciativa de intervenir todo el sector de Playa Brava con el fin de habilitar la zona de baño de dicho balneario.  En 2017 y después de haberse descartado técnicamente la posibilidad de transformar el tramo completo de dicho sector en una playa apta para baño, se realizan los estudios de prefactibilidad previos a la generación de una propuesta para un tramo específico que cuenta con los atributos necesarios para la obra.

La infraestructura marítima contempla un monto de inversión de cerca de $8.000 millones de pesos solo en la ejecución de las obras marítimas y su diseño está a cargo de los propios profesionales de la Dirección de Obras Portuarias. En este momento se encuentra en su etapa de modelación física a cargo del Instituto Nacional de Hidráulica, donde además, funcionarios de la DOP siguen aportando datos de acuerdo a los estudios de comportamiento de oleaje que se siguen realizando. Los avances dicen relación con el análisis en modelo computacional de las condiciones para el baño de la playa Brava en caso de generarse molos de abrigo para una playa de aproximadamente 200 metros de largo. 

La Playa artificial de El salitre beneficiará a más 21 mil personas que no solo verán la modernización de su borde costero sino que la ampliación y diversificación de la actividad económica en torno al turismo, así mismo, en Playa brava donde se beneficiará a más de 95 mil lo que permitirá descomprimir el uso de Playa Cavancha ampliando la oferta en la Región. Los profesionales de la DOP buscan nuevos métodos de ingeniería que posibiliten un vínculo integral del borde costero con la ciudadanía bajo optimas medidas de seguridad.

En el caso de Playa El Salitre se espera que sus obras sean entregadas e inauguradas durante el primer semestre del año en curso mientras que Playa Brava de Iquique se estima inicie su proceso de licitación de obras a inicios de 2019.

Servicios MOP Programas y Planes Destacados
Ministerio de Obras Públicas, MOP - Morandé 59, Santiago de Chile - Mesa Central: (56+2) 2449 3000 - Atención Ciudadana: (56+2) 2449 4000